Clinton Y Sanders Demandan Al Estado De Arizona

PHOENIX - El Comité Nacional Demócrata (DNC) y los precandidatos Hillary Clinton y Bernie Sanders entablaron el viernes una demanda contra el estado de Arizona, en nombre de varios votantes, algunos de ellos de origen latino, que esperaron hasta seis horas para poder votar en las primarias de marzo.

La acción legal fue presentada en una corte federal de Phoenix y representa a siete votantes que tuvieron que esperar hasta seis horas para lograr sufragar.

La demanda de más de 50 páginas señala que las demoras afectaron el voto de latinos, negros y nativoamericanos, y enfoca en especial en las decisiones de las autoridades del condado Maricopa, el más poblado del estado.

El texto cuestiona que para el proceso de primarias del pasado 22 de marzo este condado reduzca el número de casillas disponibles a 60, cuando en el año 2012 fueron de 200, una disposición que provocó enormes filas que se mantuvieron incluso hasta después que cerraran las urnas.

Una de los demandantes, Alejandra Ruiz, de origen mexicoamericano y registrada como demócrata en el condado Maricopa, asegura que acudió a votar en el centro de Phoenix a la hora del almuerzo, pero debido a la larga línea que vio tuvo que regresar a su centro de labores.

Al salir de su trabajo, volvió al centro de votación y tuvo que esperar seis horas para poder ejercer su voto. Ruiz asegura que pudo sufragar poco después de la medianoche y que cuando salió aún vio por lo menos a un centenar de personas que continuaban esperando.

Entre los demandantes también se encuentran el primer presidente de la Nación Navajo, Peterson Zah, el Partido Demócrata de Arizona y la campaña para el senado de Ann Kirkpatrick, quien busca reemplazar al actual senador por Arizona, el republicano John McCain, así como el Comité de Campañas Demócratas del Senado (ASCC).

La demanda señala que Arizona tiene un largo historial de discriminación en contra de grupos minoritarios, y cuestiona la decisión del departamento de elecciones de este estado de rechazar boletas provisionales en un "alarmante número".

También se indica que los derechos de los votantes minoritarios podrían ser violados en futuras elecciones como resultado de una ley aprobada recientemente por la legislatura estatal, la cual convierte en delito que un individuo entregue una boleta firmada y sellada en una casilla electoral en nombre de otro votante.

"Los demócratas creemos que nuestro país es más fuerte cuando cada voz es escuchada y cada voto es contado, y continuaremos luchando para que el sagrado derecho del voto de cada ciudadano sea protegido", dijo Debbie Wasserman Schultz, presidente de DNC, en un comunicado de prensa.

Los demandantes solicitan que los derechos de todos los residentes de Arizona sean protegidos durante las próximas elecciones generales de noviembre, y que la corte ordene al condado Maricopa presentar un plan donde se especifiquen los lugares y números de centros de votaciones que estarán disponibles.

La demanda fue interpuesta en contra de la Secretaria de Estado, Michele Reagan, la junta de Supervisores del Condado Maricopa y Helen Purcell, directora del departamento de elecciones de esa región.

Photo Credit: EFE

Read More

Contact Us